Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

Pasear como deporte

Pasear como deporte

PASEAR TAMBIÉN ES DEPORTE

Hacer deporte nos ayuda a mejorar nuestra vida, de ahí que sea importante para todo el mundo y esté estrechamente relacionado con una buena salud y calidad de vida. Es muy importante realizar algún tipo de actividad física que sea beneficiosa para nosotros; los resultados positivos los notaremos rápidamente.

La llegada del verano y de las vacaciones nos ofrecen la excusa perfecta para comenzar a hacer algún tipo de práctica deportiva, aprovechando el buen tiempo y que tenemos más tiempo libre.

Una opción siempre muy interesante en esta época estival son los deportes realizados al aire libre y en pleno contacto con la naturaleza. La montaña es un medio fantástico para ejercitarse de una manera todavía más divertida y saludable. Hacer senderismo o pasear son algunas de las alternativas que te proponemos si te gustan los planes tranquilos.

Caminar es un ejercicio de tipo aeróbico muy completo puesto que utilizamos las piernas y los brazos.

Caminando se puede obtener una buena forma física, similar a la que se puede alcanzar nadando o haciendo bicicleta. Aunque con otros ejercicios se puede conseguir más fuerza y resistencia, caminar es un deporte sencillo, que se puede practicar en compañía, algo que le da una dimensión social muy valorada por algunas personas.

Además, es un buen aliado para controlar el peso, ayuda a reducir el nivel de colesterol malo en sangre y es muy poco agresivo en las articulaciones.

DETALLES A TENER EN CUENTA

 

• Para evitar tirones musculares, dedica cinco minutos a calentar. Estíra bien; dibuja círculos con la cabeza y con los tobillos, a continuación, ponte de pie y muy despacio, agáchate hasta quedarte en cuclillas. Repite este movimiento varias veces.
• Ponte ropa cómoda, que facilite la evaporación del sudor, y coge un jersey por si en algún momento bajan las temperaturas.
• Ponte un calzado adecuado, que transpire, que te sujete bien el talón y que no sea plano del todo, pero que tampoco tenga más de tres centímetros de tacón (te obligaría a forzar la espalda).
• Elige para pasear una zona verde, así respirarás aire puro y te será más fácil relajarte.
• Mientras caminas, echa los hombros ligeramente hacia atrás y que estira el cuello. Además, respira profunda y rítmicamente: te oxigenarás mejor y te cansarás menos.
• Camina a un ritmo moderado: ni muy lento, porque mermarías los efectos del ejercicio, ni muy rápido.

NO OLVIDES HIDRATARTE

Otro aspecto sumamente importante es el tema relativo a la hidratación. Debes beber agua antes, durante y después de realizar ejercicio físico sin esperar a tener sensación de sed o sequedad en la boca. Además, de esta manera evitarás la pérdida de electrolitos y minimizarás el riesgo de sufrir posibles lesiones.

Evita realizar deporte en verano en las horas de mayor temperatura, es decir, entre las 12:00 y las 17:00 horas. Lo más conveniente es realizarlo en las primeras horas de la mañana o al atardecer.